Gnosis Inscríbete en Novedades
Instituto Cultural Quetzalcoatl
Gnosis ICQ en: English | Francais:
 

Raza Lemur

Raza Lemur

Quiauhtonatiuh. Sol Lluvia. Piedra del Sol (Calendario Azteca)

La Lemuria  fue un continente muy extenso que ocupó todo el Océano Indico y la Malasia y llegó hasta la misma Australia, por el Sur avanzó hasta lo que hoy se conoce como Sudamérica, cubriendo casi toda el área del Pacífico.

Los lemures eran una raza de gigantes, de cíclopes con estaturas de cuatro, cinco o seis metros.

La Lemuria fue una poderosa civilización. En la Lemuria se levantaron  enormes ciudades rodeadas de murallas de piedra y de lava de los volcanes.

En el principio de la raza lemur no existían los sexos separados, la raza era hermafrodita. Cada individuo lemur  tenía los órganos  sexuales (masculino y femenino) desarrollados totalmente y su sistema de reproducción era por gemación, aquel hermafrodita expelía de sus ovarios, mediante el menstruo un óvulo o huevo perfectamente desarrollado, del tamaño del de una ave, con una envoltura calcárea. Ese huevo colocado en un ambiente especial, dentro de su interior  gestaba una nueva criatura. Cuando esa criatura salía del cascarón, tenía el poder de moverse de inmediato, se alimentaba de los pechos de aquel padre – madre.

El acto sexual no existía, porque cada individuo era completo por si mismo.

Antes de la desaparición del continente la raza se dividió en sexos opuestos. Las mismas escrituras hebraicas nos dicen que en un principio aquel Adán macho hembra vivía solo en el paraíso terrenal. Ese Adán macho hembra de la mitología hebrea es tan solo una alegoría, se refiere a la humanidad antigua; Eva fue sacada de la costilla de Adán (es un símbolo para representar la división de sexos opuestos).

Así fue que en la tercera y cuarta subraza, se vio que algunos niños nacían con una órgano sexual más acentuado que otro, algunos nacían con el órgano masculino más desarrollado que el femenino, tal proceso fue  haciéndose cada vez más notorio, hasta que al fin sucedió que nacieron niños unisexuales (varones o hembras). Este proceso de división de sexos se realizó a través de millones de años.

Cuando ya vino la división de sexos, entonces se necesitó de la cooperación para la procreación.

Los hermafroditas lemures gozaban de facultades espirituales extraordinarias; podían percibir todas las tonalidades de la naturaleza y del cosmos. Su capacidad  de visión les permitía ver la mitad de un “HOLTAMPANAS”  es decir, la mitad de las tonalidades del color universal, un HOLTAMPANAS  consta de cinco millones  y medio de tonalidades del color. Cuando el hombre levantaba la vista para mirar las estrellas, veía los mundos rodeados de una aureola muy especial y también veía otras humanidades planetarias, con las cuales se comunicaba telepáticamente.

El oído era penetrante, captaban las sinfonías del universo; el olfato era tan agudo, podrían sobre pasar el de los perros de hoy en día. Los sentidos de percepción no se habían atrofiado.

Era una humanidad que podía usar en su alfabeto 300 consonantes articulables (no solo podían escribir este alfabeto sino que tenía la capacidad para articularlas). El poder del verbo no se había degenerado. Tenían poderes sobre el fuego, el aire, agua y tierra. Era una humanidad millones de veces superior a la nuestra. Construyeron poderosas civilizaciones y supieron utilizar la energía del átomo y de los rayos cósmicos. La civilización lémur fue portentosa y muy  hermosa, sus templos eran magníficos donde se estudiaban los misterios, podían viajar  en sus naves a otros mundos del espacio infinito, estaban en comunicación con otras gentes planetarias. Los seres humanos podían vivir de 12 a 15 siglos. Era una raza fuerte y vigorosa. Era una raza perfecta.

Desafortunadamente todo pasa, la corteza geológica del planeta tenía que estabilizarse y así surgieron elementos indeseables que quedaron depositados en los cinco centros de la máquina humana  y al final de esta raza se abusó de la  magia negra y poco a poco a través de muchos años de terremotos, este continente se fue hundiendo en el fondo del océano Pacífico, cediendo el lugar a una nueva raza, la raza Atlante, de la que tanto se ha hablado con mucha controversia.

Tema enviado por: Rigoberto Loza González. Instructor en Pénjamo, Gto...

Anterior Descargar en: Word | Word Comprimido | Pdf | Solo Texto | Índice | 01 | 02 | 03 | 04 | 05 | 06 | 07 | 08 | 09 | 10 | Siguiente
Inscríbete a la Revista
Contacto con el ICQ | Inscríbete en: Novedades y Práctica Semanal | Revista | Cursos de Gnosis |
Libro: El Mensaje Místico de la Piedra del Sol | Términos de Uso | Politica de privacidad