Gnosis Instituto Cultural Quetzalcóatl

Gnosis ICQ en: English | Francais:

El Trabajo Esotérico

La Batalla en el Cielo. Alberto Durero. 1496- 1498 

"Noscete Ipsum" ("Hombre, conócete a ti mismo... y conocerás el Universo y a los Dioses").

Amable lector, leer esta frase tal vez usted sea un conocedor de la cultura griega y comente que está inscrita en el templo de Delfos; habrá quien diga: es una cordial invitación a conocerse uno mismo, para poder conocer a los demás, pero pocos la llevarán a la práctica. Esta maravillosa frase está cargada de infinito valor trascendental. “Conocerse a sí mismo es la base de todo avance en cualquier plano”.

Se habla mucho dentro del círculo esotérico de los Mundos Internos y de las dimensiones superiores de la naturaleza. Pero si no comprendemos la constitución séptuple del ser humano, tampoco podremos adentrarnos a nuestros propios mundos internos y mucho menos a las dimensiones superiores. ¿Cómo podría uno conocer el mundo astral, si no se conoce a sí mismo? ¿Cómo podría en verdad conocer la mente universal si no conoce su propia mente? ¿Cómo podría uno conocer el mundo de las causas naturales, si no conoce las causas de sus propios errores psicológicos? Jesús el gran kabir, el maestro de maestros dijo: Con paciencia poseeréis vuestras almas. (Lucas 21:19 Reina Valera); ¿Cómo podríamos fabricar vuestra alma si no eliminamos de sí mismos la impaciencia? ¿Sí no tenemos voluntad, constancia y seriedad con nuestro trabajo interior?

Clave de Sol

El Trabajo Esotérico Gnóstico es el cimiento de todo avance espiritual, de toda iniciación y para ello el V.M. Samael Aun Weor nos entrega técnicas básicas para aquellos que estamos empezando en el camino esotérico, así mismo nos devela aquellas técnicas del hermetismo más elevado que utilizaron los grandes iniciados que han trascendido más allá del plano físico. Para los estudiantes de la Gnosis tenemos la clave de SOL (Sujeto-Objeto-Lugar), vivir con la filosofía de la momentaneidad, preguntarme a mí mismo ¿Quién soy?, ¿Cuál es el objeto de estar ahí?, ¿En qué lugar estoy? Estas tres preguntas conocidas como la clave de SOL me harán vivir consciente de instante en instante, llegando a trascender más allá de la tercera dimensión habitada por el ser humano; así al ir a dormir, nuestros sueños dejaran de ser sueños para convertirse en salidas en astral conscientemente porque sucederá que al andar en el mundo astral, (quinta dimensión) nos haremos las mismas preguntas de la clave de SOL y podremos darnos cuenta que estamos moviéndonos en una dimensión superior, entonces puede uno hacer actuar conscientemente (platicar con los familiares fallecidos, visitar lugares distantes, ir al pasado o al futuro, recibir las enseñanzas a los pies de los Maestros Ascendidos, etc.)

Transformación de las impresiones

Andrea del Sarto. 1520-1530

Otra herramienta que nos enseña el V.M. para el trabajo esotérico, es la Transformación de las Impresiones; considerado como el tercer alimento del ser humano, y aunque todas las personas necesitamos de éste más que de los dos primeros, es el menos tomado en cuenta. Conocemos el primero: “La comida y agua” que nos brindan los valores vitales necesarios para el organismo, una vez que han sido transformados en nutrientes mediante el aparato digestivo; segundo: el Prana (aliento de vida) que contiene el oxígeno que entra en el aire que respiramos a través del aparato respiratorio y distribuido en más de 72,000 nadis existentes en el cuerpo vital. Pero desconocemos el tercero, A pesar de que no podríamos vivir sin él, éste es: Las impresiones recibidas a través de los cinco sentidos. Por los cuales, entran innumerables impresiones que durante el día van alimentando continuamente al agregado psicológico, dejando al aspirante gnóstico, a pesar de sus prácticas, vacío de fuerzas anímicas y por ende, estancado en el camino

Así que las impresiones son fundamentales. Lamentablemente, a diferencia de lo que ocurre con la comida y el aire que respiramos, no tenemos un órgano capaz de transformar las impresiones y al no digerirlas éstas se convierten en nuevos agregados psicológicos.

Educar los sentidos significa hacer un uso correcto de cada uno de ellos: debemos seleccionar nuestras impresiones y aprender a transformar aquellas que quieran servir de alimento al Yo. Existen cinco tipos de sensaciones: primero, visuales; segundo, auditivas; tercero, olfativas; cuarto, gustativas; quinto, sensitivas, (las relacionadas con el sentido del tacto). Los cinco tipos especiales de sensaciones se transforman en “Deseo”. El deseo nos convierte en el “Loco del Tarot” y vamos por el mundo cargando la mochila en nuestra espalda con todos los vicios adquiridos en ésta y en pasadas vidas.

“Subyugad los Sentidos y dominad la Mente para que no reaccione ante los impactos externos”. Samael Aun Weor.

Necesitamos comprender que lo importante para nosotros es conseguir la transformación de la vida, y esto se logra si somos serios con el trabajo esotérico. Sin embargo, es obvio que si el grano no muere, la planta no nace. En toda transformación existe muerte y nacimiento. El “Yo” debe morir para que nazca la “Virtud”.

Si no «transformamos» la mala impresión que recibimos, por ejemplo, de un insultador, entonces esa impresión se convierte, dentro de nosotros, en un «Yo» de venganza.

Si no «transformamos» la impresión que nos provoca una copa de vino, obviamente tal impresión se convierte en un «Yo» de la embriaguez, Etc.

En cada uno de nosotros existen los siete defectos psicológicos y nos dice el poeta Virgilio que aproximadamente unos diez mil derivados de éstos. Sí queremos una transformación radical y alcanzar otro nivel del Ser, primero hay que erradicar el ego de sí mismos.

¿Qué hacer para transformar una impresión?

“Si una persona se encuentra desesperada por algún problema sentimental, familiar, económico, de salud o de cualquier otra índole, obviamente se ha olvidado de sí misma”... “Tal persona, si se detiene un instante, si observa la situación y trata de recordarse a sí mismo y luego se esfuerza en comprender el sentido de su actitud; si reflexiona un poco, si piensa en que todo pasa, en que la vida es ilusoria, fugaz, y en que la muerte reduce a cenizas todas las vanidades del mundo”.

“Si comprende que su problema, en el fondo, no es más que una «llamarada de petate», un fuego fatuo que pronto se apaga, verá de pronto con sorpresa que todo ha cambiado”... Dejar de crear «Yoes», es indispensable. Eso es posible, únicamente, «digiriendo» o «transformando» las impresiones. ¿Y cómo «digerirlas»? ¿De qué manera? ¿Cómo transformarlas en algo diferente? ¿Sería posible eso? ¡Sí es posible! ¿Cómo?, mediante la conciencia dando el choque consciente, viviendo despierto de instante en instante, no dejándonos fascinar para no caer en un estado de mayor inconciencia

“Transformar reacciones mecánicas es posible mediante la confrontación lógica y la auto-reflexión íntima del Ser” Samael Aun Weor: “Psicología Revolucionaria”

Tema enviado por Instructora Nelly López Villa. Hermosillo, Sonora.

Imagen 1: La Batalla en el Cielo. Alberto Durero. 1496- 1498

Imagen 2: Andrea del Sarto. 1520-1530

Descargar en: Word | Word Comprimido | Pdf | Solo Texto | Índice | 01 | 02 | 03 | 04 | 05 | 06 | 07 | 08 | 09 | 10 |
Suscribirme