¿Que representa el cocodrilo para los egipcios y que trabajo debe realizar?

Respuesta de la revista

El cocodrilo sagrado nos representa al Íntimo, a nuestro Ser, a nuestro Espíritu, es la Divinidad dentro de nosotros.

El libro sagrado de los Muertos dice: “Yo soy el cocodrilo sagrado Sebek. Yo soy la llama de tres pabilos y mis pabilos son inmortales. Yo entro en la región de Sekem. Yo entro en la región de las llamas que han derrotado a mis adversarios”.

Se menciona también en ese libro que “hay que matar a todos los infieles. Que sean malditos, condenados y muertos.”

Este cocodrilo sagrado Sebek, es precisamente nuestro Ser. Cuando dice que entró en la región de las llamas, se refiere al Nirvana, que es la “Región de Sekem”.

El Íntimo, nuestro Ser, nuestro Espíritu, es la llama de tres pabilos inmortales. Esos tres pabilos son el alma de diamante.

Los que viven en esa región y que han derrotado a sus adversarios, son los que han trabajado en la desintegración de los agregados de tipo psicológico

Nosotros debemos también realizar ese trabajo para derrotar, vencer y destruir a nuestros defectos, agregados de tipo psicológico, demonios que viven dentro de nosotros y son los causantes de nuestros problemas, enfermedades, miserias.

Nadie más puede hacer ese trabajo, sino cada uno de nosotros lo tenemos que realizar durante toda nuestra vida.

Los infieles a que se refiere el libro de los muertos son esos yoes de los que estamos hablando

Este es el divino cocodrilo que captura sus presas como una bestia rapaz.

Revista la Sabiduría del Ser 92, capítulo: “El Cocodrilo o Caimán Sagrado

Respuesta del maestro Samael Aun Weor

Una frase del “Libro Sagrado de los Muertos”, egipcio, dice: “Yo soy el Cocodrilo Sagrado Sebek, Yo soy la Llama de tres pabilos y mis pabilos son inmortales. Yo entro en la Región de Sekem, yo entro en la Región de las Llamas que han derrotado a mis adversarios.”

Este “COCODRILO SAGRADO SEBEK”, es precisamente LA ESENCIA. “Entro en la Región de las Llamas”, que es el NIRVANA, la “REGIÓN DE SEKEM”. Los que viven en esa región “han derrotado a sus adversarios”, es decir, a esos Yoes que en nuestro interior cargamos; hay que derrotarlos, vencerlos, destruirlos. Por eso se dice en el ritual que “hay que matar a todos los infieles. Que sean ellos malditos, condenados y muertos.” Se refiere a esos, a los Yoes que en nuestro interior cargamos.

Ésos son los “infieles”, contra ellos tenemos que pelear, tenemos que “verter su propia sangre...”

Así que el viaje es indispensable para llegar a las Estrellas, para regresar a la casa del Padre que siempre nos ha sonreído. Pero se precisa el DESPERTAR DE LA CONCIENCIA. No podría la Conciencia despertar, para iniciar su viaje, si no desintegrara el Ego; hay que volverlo polvo, sólo así, la Conciencia libre, soberana y dueña de sí misma, despierta, inicia su viaje de regreso a la Casa del Padre. Ése es el significado de la parábola del “Hijo Pródigo”. Y es muy importante comprender esa parábola.

Samael Aun Weor. Conf. “Claves gnósticas para el rejuvenecimiento”.

Respuesta de los alumnos del ICQ

Krishna Isis Flores | Ciudad: Laredo Tx. | Al Ser, al Espíritu, al Padre que está en secreto, la raíz de cada individuo. La desintegración de nuestros defectos sicológicos ya que como nuestro Divino Padre que está en secreto se desdobla en nuestra Divina Madre y solo así logra ese poder de desintegrar nuestros defectos al haberlos comprendido.

Octavio Cachay Chacon | Ciudad: Lima - Perú | El cocodrilo sagrado Sebek, para los egipcios representa al Intimo, al Ser, al Espíritu, a nuestro padre y madre interior y, en dónde se encuentran embotellados los defectos o agregados de tipo psicológico. El cocodrilo para los antiguos egipcios es símbolo del poder de los ejércitos y de la fertilidad, que nos indica la muerte y el nacimiento psicológico en espíritu. El cocodrilo, también, es el símbolo del trabajo que debemos hacer con nuestros defectos o agregados de tipo psicológico (Yoes – Egos), para lo cual necesitamos auto conocernos y con ayuda de la madre divina, destruir tales defectos hasta lograr una transformación radical y trascendental.

Rufino Santillan Vargas | Ciudad: México | El Cocodrilo Sebek para los antiguos egipcios, representa y es símbolo de poder de los ejércitos y de la fertilidad de las aguas del Nilo, nos indica la muerte y nacimiento psicológico del espíritu. También representa al íntimo o nuestro Ser, a nuestro Espíritu, constituye la divinidad dentro de nosotros. El trabajo que debemos desarrollar es destruir a los agregados de tipo sicológico que controlan nuestra mente y que, por lo mismo, son los causantes de nuestras desgracias, problemas y enfermedades; dicho trabajo nadie lo puede hacer, sino cada uno de nosotros. Es el divino Cocodrilo que captura a sus presas, que sale de las aguas de la vida para realizar el universo interior. Es así que el Cocodrilo representa el trabajo que debemos realizar para eliminar a esos seres indeseables que manipulan nuestra mente y deciden por nosotros, y para ello, necesitamos aprender a conocernos a fondo e iniciar el camino del autoconocimiento, pues debemos despertar nuestra conciencia y poder recuperar nuestras facultades perdidas y conocer las realidades de los mundos superiores. Solo a través de la comprensión e identificación de los egos, habremos de pedir a nuestra madre divina nos ayude a eliminar a esos seres indeseables que tanto daño nos han hecho.