¿Qué elemento interno nos ayuda a transformar las impresiones?

Respuesta del maestro Samael Aun Weor.

Lo más grave en la vida es olvidarse de sí mismo. Así que es necesario transformar las impresiones, y eso solamente es posible INTERPONIENDO entre las diversas vibraciones del mundo exterior y la mente, la propia Conciencia. Cuando uno interpone entre las impresiones y la mente eso que se llama CONCIENCIA, es obvio que las impresiones se transforman en FUERZAS Y PODERES DE ORDEN SUPERIOR.

…Pero si uno no transforma las impresiones, éstas se convierten en nuevos agregados psíquicos, en nuevos Yoes.

Así que debemos trasformar las impresiones mediante la Conciencia. Es muy fácil interponer la Conciencia entre la mente y las impresiones, entre las impresiones y la mente.

Para recibir las impresiones con la Conciencia y no con la mente, sólo se necesita NO OLVIDARNOS DE SÍ MISMOS, en un instante dado. Si alguien en cualquier momento nos está hiriendo con la palabra, no debemos olvidarnos de nuestro propio Ser, no debemos permitir que la mente reaccione, no debemos permitir que intervenga el mí mismo: el amor propio, el orgullo, el engreimiento, etc.

En esos instantes sólo el Ser debe estar en nosotros; debemos estar CONCENTRADOS EN EL SER, para que sea el Ser, la Conciencia Superlativa del Ser, la que reciba las impresiones y las digiera correctamente. Así se evitan esas horripilantes reacciones que todos, unos y otros, tienen ante los impactos procedentes del mundo exterior. Así se transforman completamente las impresiones, y transformadas esas impresiones en fuerzas superiores, nos desarrollan maravillosamente.

Samael Aun Weor. Conf.: “El Verbo y el Magisterio S.”

Respuesta de la revista La Sabiduria del Ser.

En nuestro día a día debemos prestar especial atención a las palabras que utilizamos, a la emoción y sentido que imprimimos en ellas ya que las mismas y sus consecuencias regresarán a nosotros. Tenemos al ego o yo mismo, representación de nuestros defectos de tipo psicológico tan desarrollado, que casi la totalidad de nuestras palabras nacen de nuestros orgullos, mentiras, auto-suficiencias, envidias, codicia, ambición, engreimiento, venganza, resentimientos etc., en nuestros hogares, escuela, lugar de trabajo y como lógica consecuencia, generamos multitud de problemas que vienen a complicarnos la existencia.

Es común que, al olvidarnos de sí mismos, de nuestro propio ser ante una situación complicada, reaccionemos de forma irascible, violenta o equivocada usando la palabra para herir, mentir, etc. Por ello, es fundamental la transformación de las impresiones que llegan a nosotros, con el fin de reaccionar de forma asertiva y sabia ante ellas.

Para transformar las impresiones es necesario colocarnos en recuerdo de Sí, volvernos conscientes de nuestro Ser, tenerlo presente en todo momento para que sea su consciencia superlativa quien reciba y administre correctamente las impresiones de cada escena de la vida obteniendo así el beneficio de una fuerza en beneficio de nuestra vitalidad y de evitar la formación o fortalecimiento de los yoes-defectos que normalmente reaccionarían ante un problema determinado, complicando cada día de nuestra vida.

Revista la Sabiduría del Ser 95, capítulo: “El Gallo”.

Respuesta de Alumnos del ICQ Gnosis

Roberto Hidalgo | Ciudad: Quito / Ecuador | El elemento que nos ayuda a transformar las impresiones es la auto observación que nos lleva al recuerdo de Si mismos.

Lidia | Ciudad: Barcelona - España | Debemos prestar atención a las palabras que utilicemos, las emociones y la expresión con que las decimos ya que éstas vuelven a nosotros. No olvidemos nuestro Ser interior ante una situación de violencia o resentimientos. Para ello hay que transformar las impresiones a través del recuerdo del Ser, teniendo presente en todo momento las palabras correctas. Las impresiones son el beneficio de la fuerza de vitalidad y sirven para aprender a evitar los yoes ante una complicada situación.

María Celina Mendoza | Ciudad: Venezuela | Lo que nos ayuda a transformar las impresiones que nos llegan por los sentidos del mundo externo a diario y cada instante es la auto observación psicológica, estando atentos a lo que sucede tanto fuera como en nuestro interior, esto actúa como filtro colocando todo en su lugar sin que pasen sin revisión alguna a la máquina humana.

.