El Mono

Apreciados amigos, ahora vamos a estudiar los aspectos antropológicos, mitológicos, filosóficos y psicológicos, que rodean al mono dentro de la simbología esotérica de los animales.

“EL MONO PINTOR”, ALEXANDRE-GABRIEL DECAMPS, (1833).

“EL MONO PINTOR”, ALEXANDRE-GABRIEL DECAMPS, (1833).

Desde el punto de vista antropológico, la ciencia oficial sostiene diversas hipótesis y teorías acerca del origen del hombre, desde los seguidores de Darwin, de los Haeckel, hasta nuestros días, no ha sido posible comprobar que el origen del hombre sea el mono. Los protistas materialistas afirman que la conciencia, el alma ha evolucionado a través del protoplasma a lo largo de los siglos. Es obvio que este tipo de hipótesis no resisten un análisis de fondo.

La causa de estas teorías materialistas, es en el fondo una reacción al mítico Adán y su Eva extraída de una costilla, los Darwinistas y los Haeckel deberían ser sinceros para manifestar su desacuerdo con la biblia hebraica en vez de atacarla con teorías absurdas y fuera de toda lógica formal.

Actualmente la ciencia está separada de la mística. La mística sin ciencia ha caído en el dogmatismo y en el fanatismo, la ciencia sin espiritualidad se ha vuelto materialista y atea. Es necesario que la ciencia y la religión se compenetren mutuamente para penetrar en la sabiduría de la naturaleza. La antropología gnóstica afirma que el origen del hombre lo venimos a encontrar en las dimensiones superiores de la naturaleza, y que el mono, en realidad es el resultado de la degeneración de humanidades que nos antecedieron; como las razas Lemur y la Atlante.

Por esta razón, las diversas especies de simios tienen un gran parecido con la raza humana, tienen capacidades cognitivas limitadas, los grandes simios son capaces de entender hasta 5000 palabras de sus cuidadores, aun cuando estos no usen la mímica. El gorila tiene similitudes psicológicas con los humanos, por lo que es símbolo de conocimiento, ganas de aprender y de hacer. Nos recuerda que las nuevas generaciones deben aprender de las antiguas civilizaciones. El mono se asocia con la agilidad. Inteligencia, lealtad y alegría; triunfador, creativo, versátil, sociable. Entre los aztecas y mayas; el mono está asociado al arte, a la belleza, a las danzas y a la armonía.

Mitológicamente hablando, el simio nos viene a recordar al mono cinocéfalo, consagrado a las divinidades lunares en el alto Egipto. Era emblema de la sabiduría oculta como lo era Hanuman, el Dios mono de la India; y posteriormente Ganesha, el dios con cabeza de elefante. La misión del mono con cabeza de perro, fiel discípulo del Dios egipcio; Ibis de Toth; era la de mostrar a los muertos el camino del lugar del juicio y a Osiris. Mientras que los dioses monos eran fálicos; se les ve casi siempre en cuclillas teniendo en una mano el ojo de Horus y en la otra, la cruz sexual. Isis es representada algunas veces cabalgando en un mono; para designar la caída de la naturaleza humana en la generación animal. Ibis de Toth, es el registrador de las acciones y autoridad de los dioses egipcios; el mismo Hermes egipcio; dios de la sabiduría y de la justicia divina; Hermanubis. En tanto que, el mono con cabeza de perro, en otro aspecto, simboliza a la inteligencia humana.

Por otra parte, si estudiamos a fondo el Ramayana hindú, escrito por Valmiki 500 años A.C.; encontramos que tiene una paralela extraordinaria con la Ilíada griega de Homero; con la excepción de que los aliados de Rama son monos comandados por Hanuman (dios mono), hijo de Vayú, dios del aire y generalísimo del ejército del mencionado rey, que pelean contra los Rackshasas o demonios gigantes de Lanka. La guerra fue porque Ravana rey de los Rackshasas secuestró a Sita, la esposa De Rama. Entonces, el rey se lanzó con sus huestes a recuperarla.

“HANUMAN (DIOS MONO) OBTIENE UNA AUDIENCIA CON RAMA” RAMAYANA (1705)./p>

“HANUMAN (DIOS MONO) OBTIENE UNA AUDIENCIA CON RAMA” RAMAYANA (1705).

El Râmâyana es alegórico. Alude a la gran guerra entre los “Hijos de Dios” y los Hijos de la negra Sabiduría entre los Adeptos de la edad negra atlante y los arios. Râma es el primer rey de la dinastía divina de los primitivos arios; y Râvana es la personificación simbólica de la edad de hierro de la raza atlante (Lankâ). Los primeros eran la encarnación de los dioses solares; los segundos lo eran de los devas lunares. Esta es la gran batalla entre el Bien y el Mal, entre la Magia blanca y la negra. (Doctr. Secr., II, 520)”. Helena Petronila Blavatsky.

Por otra parte, los hebreos mencionan a Lilith, primera esposa de Adán, antes de Eva. El talmud la describe como un animal femenino, cabelludo de aspecto simiesco. Mezcla de humano y bestia, se separó de Adán, tuvo uniones contranaturales y de éstas vinieron los monos. Esto es simbólico. Habla de la degeneración sexual de antiguas razas humanas; de la cual surgieron diversas especies de primates. El maestro Samael menciona que en las razas lemur y atlante hubo grupos de mujeres que se separaron de los hombres, se aislaron y tuvieron unión con animales de los bosques surgiendo diversas clases de simios y otros animales.

En la tradición cristiana el mono tiene características negativas, se le asocia con satán y otros aspectos psicológicos deplorables del hombre. En antiguas leyendas centroamericanas, las brujas tomaban forma de monas, o de micos si eran brujos para atacar, y molestar a sus enemigos. En tanto que en la biblia hebrea está escrito que Dios primero creó al hombre y después al mono, al cual dotó de inteligencia.

¡Amigos!, está claro que el mono tiene asociaciones ambiguas entre las distintas culturas, mitologías y filosofías místicas. Algunas lo asocian con virtudes y otras lo relacionan con defectos de la vanidad, egocentrismo, competitividad, superficialidad, astucia, Falta de respeto a los demás, doble cara; hábil para ocultar sus sentimientos mientras planea astutas jugadas, Etc.

Debemos comprender que nosotros los arios, somos la humanidad caída, que provenimos de razas humanas superiores y por causa de la degeneración sexual del pasado, hemos involucionado. Dentro de nuestra psicología existen miles de defectos, en su conjunto son el satán, el simbólico chango que habita en nosotros. Sin embargo, existen miles de virtudes atrapadas dentro de nuestra psiquis. El simbolismo del mono nos invita a la reflexión. Debemos apelar a los principios inteligentes, trascendentales del Ser, ocultos en nuestro interior, para revolucionarnos; la lucha entre la luz y tinieblas está en nosotros. Nuestro rey interior (Cristo) debe recuperar a su esposa, su alma gemela que ha sido secuestrada por el rey de la oscuridad, de la magia negra y de las malas artes; el satán (ego) que llevamos dentro.

Por último, si soñamos con un enorme gorila furioso que nos ataca, debemos tener cuidado porque es el ego que nos quiere tragar, sacarnos del conocimiento. Si soñamos monos saltando alegremente entre los árboles significa que debemos ser inteligentes en las decisiones importantes de nuestra vida, ya sea negocios, pareja, trabajo, etc. Soñar un mono acechando en medio de la noche, ataque oscuro. Soñar con el cinocéfalo, que debemos adentrarnos en los misterios del ser, la gnosis.

Hasta aquí mis reflexiones sobre este tema, que el Cristo los guíe en su camino siempre, fraternalmente.

Bibliografía: simbolismo extraído del libro Gnosis en el Siglo XX y Simbología esotérica gnóstica.

Enviado por: Virgilio Cuautle Roldán, instructor gnóstico de Nochistlán Zacatecas México.

 

Descargar en: Word | Word Comprimido | Pdf | Solo Texto | Índice | 01 | 02 | 03 | 04 | 05 | 06 | 07 | 08 | 09 |
Suscribirme