El Cocodrilo o Caimán Sagrado

“Cocodrilo-Serpiente”. Museo de Plazuelas, Pénjamo Guanajuato México. Foto: ICQ Gnosis.

“Cocodrilo-Serpiente”. Museo de Plazuelas, Pénjamo Guanajuato México. Foto: ICQ Gnosis.

Hola, amigos, estamos aquí para entregarles el simbolismo de este imponente animal.

El cocodrilo sagrado nos representa al Íntimo, a nuestro Ser, a nuestro Espíritu, es la Divinidad dentro de nosotros.

El libro sagrado de los Muertos dice: “Yo soy el cocodrilo sagrado Sebek. Yo soy la llama de tres pabilos y mis pabilos son inmortales. Yo entro en la región de Sekem. Yo entro en la región de las llamas que han derrotado a mis adversarios”.

Se menciona también en ese libro que “hay que matar a todos los infieles. Que sean malditos, condenados y muertos.”

Este cocodrilo sagrado Sebek, es precisamente nuestro Ser. Cuando dice que entró en la región de las llamas, se refiere al Nirvana, que es la “Región de Sekem”.

El Íntimo, nuestro Ser, nuestro Espíritu, es la llama de tres pabilos inmortales. Esos tres pabilos son el alma de diamante.

Los que viven en esa región y que han derrotado a sus adversarios, son los que han trabajado en la desintegración de los agregados de tipo psicológico

Nosotros debemos también realizar ese trabajo para derrotar, vencer y destruir a nuestros defectos, agregados de tipo psicológico, demonios que viven dentro de nosotros y son los causantes de nuestros problemas, enfermedades, miserias.

Nadie más puede hacer ese trabajo, sino cada uno de nosotros lo tenemos que realizar durante toda nuestra vida.

Los infieles a que se refiere el libro de los muertos son esos yoes de los que estamos hablando

Este es el divino cocodrilo que captura sus presas como una bestia rapaz.

El cocodrilo Sebek de los antiguos egipcios, símbolo del poder de los ejércitos y de la fertilidad de las aguas del Nilo, nos viene a indicar la muerte y nacimiento psicológico en espíritu.

Él es el grande y poderoso pez que sale de las aguas de la vida para realizar el Universo Interior.

Es importante mencionar que en la zona arqueológica de Machu Picchu, el caimán o cocodrilo formado por el conjunto arquitectónico es también un símbolo importante, ya que representa al cocodrilo Sebek de los egipcios, el Ser. Es por todo esto que Machu Picchu es considerado como un lugar elegido por el cosmos para ser una ciudad sagrada.

Cada uno dentro de nosotros en el fondo de nuestra conciencia tenemos a nuestro Padre, nuestro Ser, nos dice la maestra Helena Petronila Blavatsky: “hay tantos padres en el cielo como hombres hay en la Tierra.” Cada individuo en la Tierra tiene a su padre y madre interior.

Él es lo oculto de lo oculto, la misericordia de las misericordias, la bondad de las bondades, la raíz de nuestro Ser es una chispa de una gran hoguera.

En meditación profunda podemos pedir su ayuda en lo que necesitemos siempre y cuando hagamos buenas obras porque nada se nos da regalado.

Nosotros nada sabemos de las cosas de nuestro padre. Solo nos preocupamos por las cosas materiales y por conseguir dinero y más dinero y nos olvidamos de nuestro verdadero Ser. Nosotros debemos de realizar meditaciones profundas hasta llegar a conocer la verdad, aquello que no tiene nombre, samadhi, el vacío iluminador.

Solamente nuestra madre divina quien es el desdoblamiento de nuestro Padre tiene el poder de destruir, volver polvareda cósmica cada uno de los miles de defectos que cargamos dentro de nosotros, previo estudio y comprensión de los mismos.

“Dia 1 Caimán o cocodrilo”. Calendario Azteca.

“Dia 1 Caimán o cocodrilo”. Calendario Azteca. Dibujo: Rubén Soto Orozco (ICQ Gnosis).

Al cocodrilo o caimán también lo vemos representado en el número uno del mes azteca por la cabeza Cipactli en el calendario azteca, como portador de la semilla, la simiente humana, de la creación. En lenguaje alquimista es la materia que necesitamos para el trabajo con la Gran Obra, como el comienzo del trabajo interior que se tiene que realizar al iniciar la tarea, si es que en realidad anhelamos una transformación interior.

En la cábala de los egipcios, el cocodrilo o caimán sagrado está identificado con el número 1, porque es el Ser, el Espíritu. El guía espiritual de todo ser humano, como decía el gran kabir Jesús, “El padre que está en secreto”

El cocodrilo también es el símbolo del trabajo que debemos hacer con nuestros agregados de tipo psicológico, pero para ello necesitamos aprender a interiorizarnos para conocernos a fondo e iniciar el camino del autoconocimiento.

En el Códice Borgia, lo encontramos en los pies de Tezcatlipoca, pues la tierra que pisa, representa el andar, el camino de la autorrealización íntima del Ser.

Es entonces, cuando todo aquel que no esté decididamente perdido, toma la decisión de enmendar sus errores y pagar lo que debe.

Los completamente perdidos no responden a los impactos terribles del mundo molecular y electrónico, esos seres ya están tan materializados que retornan al mundo mineral.

Ammit espera para devorar el alma del difunto si el resultado es favorable.

Ahí vemos a Ammit, el Monstruo egipcio, devorador de los muertos con sus gigantescas, mandíbulas de cocodrilo.

En estos tiempos caducos y degenerados se hacen necesarias la revolución de la dialéctica, la Auto-dialéctica y una nueva educación.

“Arcano 21 La Transmutación”. Arcanos del tarot. (ICQ Gnosis).

“Arcano 21 La Transmutación”. Arcanos del tarot. (ICQ Gnosis).

También tenemos en la carta del Tarot No. 21 “La Transmutación” al cocodrilo de Seth, el Satán, “el yo psicológico” que espera que el iniciado se deje caer para devorarlo.

Nosotros estamos muy identificados por todo lo material, hemos llegado a la máxima degeneración, todos nuestros agregados de tipo psicológico están muy fortalecidos, hemos construido nuevamente la torre de babel, nos enojamos con todo lo que huela a divinidad. Creamos un caos total en el mundo que nos rodea y en nuestra vida, nos encontramos en un laberinto del cual no sabemos la salida. Nos dejamos seducir por el cocodrilo de Seth, la medusa, el yo psicológico, no nos interesa trascender, transformarnos radicalmente para poder regresar al lugar de nuestro origen.

Necesitamos de un razonar objetivo, todas las acciones de nuestra vida deben ser el resultado de una ecuación y de una fórmula exacta para que puedan surgir las posibilidades de la mente y los funcionalismos del entendimiento. Dentro de la revolución de la dialéctica consiste en aprender a pensar correctamente.

El arte de razonar debe ser manejado directamente por el Ser, para que sea metódico y justo.

También es urgente e inaplazable despertar conciencia y recuperar nuestras facultades perdidas para ver y conocer las grandes realidades de los mundos superiores.

Para ello necesitamos acabar con nuestros agregados de tipo psicológico que cargamos dentro y esto significa un procedimiento integral que inicia con la auto observación psicológica.

Posteriormente en meditación tendremos que estudiarlos, comprenderlos con el auxilio de nuestra Madre Divina. Le podemos suplicar, llorar para que los desintegre y los vuelva polvareda cósmica.

Elaborado por Carlos Rea Zamora y Ma. Guadalupe Inclán Castillo.

“La psicología humana y la ética revolucionaria de la era de Acuario, da tantas pautas para el conocimiento de sí, que a semejanza de un cincel va tallando a todo aquel que esté dispuesto a esculpirse.” Samael Aun Weor

Bibliografía: El Códice Borgia. El libro de los Muertos, Samael Aun Weor. Tarot y Kabala , Samael aun Weor. Tratado de Alquimia Sexual, Samael Aun Weor. Mensaje Oculto de la Piedra del Sol.

Descargar en: Word | Word Comprimido | Pdf | Solo Texto | Índice | 01 | 02 | 03 | 04 | 05 | 06 | 07 | 08 | 09 | 10
Suscribirme