Llave 03

Llave no. 3 de Basilio Valentín.

Interesante reflexionar acerca de las llaves de Basilio Valentín, en particular comentar de la tercera, se nos menciona que está llave cita lo siguiente:

“Por el agua y el fuego puede ser extinguido y completamente destruido. Y si mucha agua es vertida sobre un pequeño fuego, entonces el fuego se ve forzado a ceder al agua y de y darle la soberanía de la victoria. Así nuestro azufre ígneo debe de ser sobrepasado y vencido por el agua preparada según el arte, de modo que tras la reparación del agua la vida ígnea de nuestro vapor sulfuroso debe triunfar y de nuevo obtener la victoria. Por otra parte, en este campo, nadie triunfa ni puede conseguirse nada a no ser que el rey haya agregado a su agua su naturaleza enérgica y su poder y que le haya cedido la llave de su propio color, hasta un punto tal que sea destruido por ella y se vuelva invisible, pero por este cambio debe hacer su forma visible, sin embargo, con disminución de su esencia natural y perfeccionamiento de su cuerpo."

Refiriéndose al agua, si se caracteriza como elemento activo en un pensamiento sentimiento o acción, acompañado de algún agregado psicológico, es muy claro ver que las inquietudes relacionadas con ideas de tipo superior serían extinguidas por la fantasía. Tómese las ideas trascendentales como el fuego el cual tiende a ceder ante el agua representada por pereza, ira, orgullo, y otros como la procrastinación y desinterés; esto podría verse incluso en una conversación amistosa en la que una amistad provista de un agregado psicológico puede llevar a la discusión o descontento.

Con referencia a algún negocio, este podría verse afectado al apagar el fuego del interés y entusiasmo por el agua inestable de objetivos ambiciosos, difusos o vagos.

En cuanto a alguna práctica esotérica, si no hay una buena relajación y objetivo, podría perderse el interés y ser una práctica sin resultados positivos.

Sin embargo, el azufre ígneo y el vapor sulfuroso debe triunfar y de nuevo triunfar.

Así, si las acciones están con el fundamento del ser, esto traerá triunfo en todas las actividades de la vida, si la educación por ejemplo o vocación está con la fuerza y presencia del ser, reflejará armonía y equilibrio que se observará a la vez en el entorno en el que se vive, concluyendo podríamos citar que el trabajo con el Ser puede permear todas nuestras inquietudes de la vida experimentando gozo y alegría, además de una conciencia expansiva llevando cada vez más a la comunión con la naturaleza y el equilibrio de los cinco centros, conocidos como centro intelectual, motor, emocional, instintivo y sexual; reflejando cualidades del alma que no se habían presentado y obtenido sino a través de la destilación de las situaciones de la vida, más el ser activo y presente, así dando una destilación cada vez mejor de los elementos en transformación, realizándose así la alquimia de los elementos del existir en este mundo.

Enviado por: Francisco Ismael Moreno Luna. Comisión Calmécac.

Llave no. 3 de Basilio Valentín.

Descargar en: Word | Word Comprimido | Pdf | Solo Texto | Índice | 01 | 02 | 03 | 04 | 05 | 06 | 07 | 08 | 09 | 10 | 11 | 12
Suscribirme