Llave 11

Llave no. 11 de Basilio Valentín.

En la izquierda encontramos al León Rojo (hembra) de la alquimia símbolo del fuego sagrado o Madre Divina, devorando al León Verde (macho) o el Ser de cada uno; este es el sistema para que el fuego sagrado pueda despertar en cada uno de nosotros, ya que en estos momentos está adormecido y es posible encarnando al Ser.

Del león hembra salen muchos cachorros de león indicando que, al despertar el fuego sagrado, se recuperan los sentidos perdidos como la clarividencia, telepatía, intuición, recuerdo de vidas pasadas, etc.

Uno piensa que, llenándose de teorías, algún sistema alimenticio, algunos ejercicios o posturas podrás lograr ese despertar, sin embargo, estamos equivocados.

“El león rojo es fuego sagrado”. “El león verde es el Íntimo de cada cual” (Samael Aun Weor. Tratado de Alquimia).

El trabajo propuesto por esta lámina nos afirma que se requiere de convertimos en el guerrero de armadura dorada dispuestos a decapitar al dragón negro, nuestros defectos psicológicos, con la espada de la voluntad.

Trabajo imposible de realizar si no empezamos desarrollando el sentido de la auto observación psicológica con el fin de descubrir, reconocer y comprender nuestros propios errores.

Dos mujeres conducen a los leones, símbolo igual al del arcano 11 del tarot “La Persuasión”, (donde aparece una mujer abriendo serenamente las fauces de un furioso león), mostrándonos el camino a seguir, ya que simbolizan la comprensión, el amor, la ternura; en otras palabras, que no son los vanos intelectualismos los que lograrán acercarnos al camino, sino que son cosas del corazón.

Existen dos doctrinas: la del ojo (la ciencia moderna, el razonamiento) y la doctrina del corazón o la intuición y la comprensión. Además de las mujeres estos se representa por los corazones que tienen en sus manos.

“Ve en busca de los Senderos. Pero, oh lanú, sé limpio de corazón antes de emprender el viaje. Antes de dar el primer paso, aprende a discernir lo verdadero de lo falso, lo siempre fugaz de lo sempiterno. Aprende sobre todo a distinguir la Sabiduría de la Cabeza, de la Sabiduría del Alma; la doctrina del «Ojo», de la del «Corazón»” (Helena Petronila Blavastki, La Voz del Silencio).

De los corazones salen un sol y una luna, que nos dan sublimes enseñanzas; el sol es el Padre que está en Secreto y la luna es Madre divina interior: la sabiduría y el amor.

Sin embargo, también nos simbolizan el sol al varón y la luna a la mujer y por supuesto el aprender a realizar la mezcla inteligente de los principios magnéticos sexuales masculinos y femeninos dentro del laboratorio del matrimonio.

Sólo uniendo la Sabiduría del Ser (El león verde) con el fuego sagrado de la madre Divina (el león rojo) podremos realizar la Gran Obra.

Enviado por: Jenaro Ismael Reyes Tovar. Gnosis por internet.

Llave no. 11 de Basilio Valentín.

Descargar en: Word | Word Comprimido | Pdf | Solo Texto | Índice | 01 | 02 | 03 | 04 | 05 | 06 | 07 | 08 | 09 | 10 | 11 | 12
Suscribirme