Llave 12

Llave no. 12 de Basilio Valentín.

Esta doceava llave nos habla de ciertos procesos que tenemos que llevar a cabo a través de ciertas sales para cristalizarlas en algo más sutil, para poder comprender esta llave necesitamos saber que nos habla de transformar “tártaro” en “crema de tártaro” en base a la sal contenida en un recipiente con dos flores que servirá para la fermentación de la potasa cáustica, y logrando esto tendremos “el baño de los astros”.

“En este momento, el oro purgado y la Piedra han sido hechos pura Medicina, de propiedad muy sutil, espiral y penetrante.”

Nos está hablando de trasmutar todo el “plomo” de la personalidad en el oro maravilloso del espíritu, pero ¿Qué es el plomo de la personalidad?, el plomo es un metal denso por eso es comparable con todos esos defectos que cargamos en nuestro interior que hemos escuchado mucho pero poco lo comprendemos, tales como: la ira, orgullo, envidia, codicia, lujuria, pereza, gula, pero estos no son todos, sino que cada uno de ellos deriva en miles de facetas.

En esta llave que es la última, refiere a ese proceso final que tenemos que realizar en la etapa final de la eliminación total de los defectos para cristalizar otro tipo de sal, refiriéndose a la formación de ciertos cuerpos más sutiles, a través de un proceso más dedicado trabajando con esas sales contenidas en el poto con dos flores, trabajando con la energía creadora representado con el caduceo de mercurio y por las dos flores que a su vez nos representan virtudes que necesitamos tales como la comprensión y el amor verdadero, y siempre sin perder el objetivo real de este trabajo por eso en la lámina el personaje señala el bote conteniendo la sal.

El tonel con la hornilla nos representa la guía de los sabios, es decir de los regentes de los astros que también está representado en el cuadro con el sol y la luna, indicándonos que si sabemos utilizar las influencias planetarias nos pueden ayudar en gran manera en nuestro trabajo interior.

A su vez nos indican los dos polos tanto el solar como el lunar que son una representación de nuestra energía creadora, otra de las representaciones son la del hombre y la mujer, todo indicando que siempre debe existir un equilibrio.

Encontramos también en la imagen un león devorando una serpiente, el cual nos menciona el autor que representa el “disolvente universal”, esto quiere decir que así como el león al devorar la serpiente, ésta se convierte en parte del león, si se trabaja con el fuego del tonel, transmutando nuestra energía creadora en una energía más sutil, esa energía es la única con la que podemos eliminar totalmente los defectos, y con ayuda de esa parte divina que denominamos como nuestra madre interior, y que la vemos representada en cualquier cultura que estudiemos, por eso nos mencionan los antiguos alquimistas “Los alquimistas deben trabajar durante 12 Horas para lograr el fermento del oro”, porque después de eliminar los defectos de tipo psicológico se podrán crear lo que se denomina como cuerpos internos de oro que es lo que representa esta llave con el trabajo final con la creación del oro que denominan el oro del espíritu, no refiriéndose a algo material pues los antiguos alquimistas siempre hablaron en un lenguaje interno y no en un lenguaje materialista en el que estamos acostumbrados en esta época de materialismo y escepticismo y que solo nos ha traído tanta confusión y dolor.

Para comprender mejor esto necesitamos saber que la esencia o fracción del Alma encarnada está embotellada en el Yo pluralizado o ego, éste está metido en el cuerpo mental animal y en el cuerpo del deseo lunar y se manifiesta por medio del cuerpo físico, la esencia o alma requiere de cuerpos más sutiles para poder expresarse.

El león también nos representa las leyes superiores, así como la balanza que se encuentra en esta misma lámina indicándonos que todo se desenvuelve bajo esta ley.

“Quien posee oro fermentado puede tener la dicha de Ser realmente”, bien nos dice también Basilio Valentín:

“Quienquiera que emplee este medio obtendrá toda certidumbre, las entradas del palacio tienen al fin su salida; además esta sutilidad no debe ser comparada a ninguna creación. Pues ella poseerá todas las cosas en todas las cosas para que, por modo y origen naturales, puedan nacer bajo el sol en este mundo”.

“Oh comienzo del primer comienzo, considera el fin. Oh fin último, examina el principio”.

“Y que el medio os sea fielmente encomendado; entonces Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo, os concederán todo lo que tengáis que desear para el espíritu, el alma y el cuerpo.”

Cuando al fin se logre llevar a cabo esta llave dentro de cada uno de nosotros, se podrá comprender ese punto del comienzo de todo y el fin de todo, que va más allá de un razonamiento o de querer darle forma porque al final todo queda en la unidad y la unidad en todo…

Y nos dice:

“En este momento, el oro purgado y la Piedra han sido hechos pura Medicina, de propiedad muy sutil, espiral y penetrante.”

Aquél que tiene la dicha de comprender este conocimiento y llevarlo a la práctica como debe de ser, obtendrá el conocimiento que nos dará lo que podríamos denominar verdadera felicidad, no una felicidad que basamos en cosas ilusorias y que muy poco comprendemos y a veces hasta nos burlamos y nos justificamos de todos nuestros vicios, refiere a eso que muy pocas veces comprendemos…

Enviado por: María Guadalupe Rodríguez Licea. ICQ Gnosis por internet.

Llave no. 12 de Basilio Valentín.

Descargar en: Word | Word Comprimido | Pdf | Solo Texto | Índice | 01 | 02 | 03 | 04 | 05 | 06 | 07 | 08 | 09 | 10 | 11 | 12
Suscribirme