Gnosis Instituto Cultural Quetzalcóatl

Gnosis ICQ en: English | Francais:

Arcano Nº 73. El Amor y el Deseo

Arcano Nº 73. El Amor y el Deseo

AM: El principio de la Ciencia Natural.

AT: “Lanzadera de mi telar, teje la tela que ha de abrigar”.

AV: Sol. Letra: P. Nº: 1

EG: Desbordes eróticos; incidentes por un tercer comedido; apegos que no duran.

D: Amante; ilusiones; pasión ardiente; esperanza que depende de la voluntad del sexo opuesto; bienes inesperados.

R: Bienes que pueden perderse por interferencia de falsos amigos. Persona desordenada.

“En los hogares de los hermanos Gnósticos sólo debe reinar el Amor y la Sabiduría. Realmente la humanidad confunde el Amor con el deseo, y el deseo con el Amor. Sólo las grandes Almas pueden y saben amar. En el Edem los Varones de Perfección aman a las Mujeres Inefables”. Samael Aun Weor.

El amor y el deseo: Dios como padre es sabiduría. Dios como madre es amor. Dios como Padre reside en el ojo de la sabiduría. El ojo de la Sabiduría se halla situado en el entrecejo. Dios como amor se halla en el Templo-Corazón. Sabiduría y amor son dos columnas torales de la Gran Logia Blanca.

Dios es amor y su amor crea y vuelve nuevamente a crear. El amor es terriblemente divino.

Amar, cuan bello es amar. Sólo las grandes almas pueden y saben amar. El amor es ternura infinita... el amor es la vida que palpita en cada átomo como palpita en cada sol.

El Amor no se puede definir porque es la divina madre del mundo; es «eso» que adviene a nosotros cuando realmente estamos enamorados.

El Amor se siente en lo hondo del corazón; es una vivencia deliciosa, es un fuego que consume, es vino divino, delirio del que lo bebe.

Un simple pañuelito perfumado, una carta, una flor, promueven en el fondo del Alma tremendas inquietudes íntimas, éxtasis exóticos, voluptuosidad inefable.

Nadie ha podido jamás definir el amor; el amor hay que vivenciarlo, hay que sentirlo. Sólo los grandes enamorados saben realmente que es eso que se llama «amor».

El Amor no se parece a nada de aquello que la gente llama Amor. Lo que la gente cree ser Amor, es tan solo deseo engañador. El deseo es una substancia que se descompone en muchas substancias. Estas substancias del deseo logran engañar la mente y el corazón. El deseo es una sustancia engañosa que se combina maliciosamente en la mente y el corazón para hacernos sentir algo que no siendo Amor, nos hace creer firmemente que es Amor.

Cuántas veces vemos parejas que dizque se adoran. Después de casados el castillo de naipes se derrumba y queda la triste realidad. Aquellos que se creían enamorados, en el fondo se odian y el fracaso, después de satisfecho el deseo, es inevitable. Entonces sólo escuchamos quejas y lamentos, reproches y lágrimas. ¿Dónde estaba el Amor? ¿Qué se hizo el Amor? Amar cuando hay deseo es imposible.

Sólo la horrible realidad que se presenta después de consumado el acto y satisfecho el deseo, viene a demostrarnos claramente de que fuimos víctimas de un engaño. Creíamos estar enamorados y realmente no lo estábamos.

El Amor comienza con un relámpago de simpatía deliciosa, se substancializa con la ternura infinita, y se sintetiza en suprema adoración.

Un Matrimonio Perfecto es la unión de dos seres que se adoran absolutamente; es la unión de dos seres que verdaderamente saben amar.

En el amor no existen proyectos ni cuentas de banco. Si tú estás haciendo proyectos y cálculos, es porque no estás enamorado. Reflexiona antes de dar el gran paso. ¿Realmente estás enamorado? Cuídate de la ilusión del deseo. Recuerda que la llama del deseo consume la vida y queda entonces la tremenda realidad de la muerte.

Deseo es, pues, todo aquello que el Ego quiere, lo que al Yo mismo le gusta, le apetece, según la característica psicológica de cada uno de nuestros agregados psíquicos. El deseo es un falso sentimiento que tiene su modo de expresión en los tres cerebros y los cinco centros del ser humano: Intelectual, emocional y motor-instintivo-sexual.

El V.M. Samael Aun Weor explica este asunto del deseo con los siguientes términos: “Todo deseo origina ideas, toda idea se convierte en proyecto, los proyectos nos conducen al delito” ... “Los proyectos son verdaderos monstruos que devoran al prójimo y por último se tragan a su progenitor. Así es como resultamos víctimas de nuestro propio invento”.

Así, pues, con este Arcano Menor hemos de estudiar y comprender todo lo relativo al DESEO, en plena confrontación lógica con el AMOR, su antítesis o fuerza contraria.

7 + 3= 10, la «Rueda del Samsara». 1, «El Mago», relacionado con Kether, el 1er Misterio, el 1er Mandamiento, que ordena amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a uno mismo.

Están presentes en este Arcano los aspectos superiores del amor y los aspectos inferiores del deseo, el primero relacionado con el Padre de todas las Luces, con el amor de los amores, con Kether, el Ser de nuestro Ser, y el segundo relacionado con los asuntos triviales de la Rueda de la Vida y sus factores recurrentes y kármicos, es decir, con las memorias del deseo, entre los cuales podemos citar los desbordes eróticos, los apegos que no duran, los amoríos, las ilusiones románticas, las pasiones ardientes, las esperanzas mecanicistas que dependen de la voluntad de las parejas, etc.

En conclusión, el Ego vive sumergido en el tiempo; el Ego es ayer, es memoria de viejos deseos sexuales, de antiquísimos afectos familiares, de apegos, de romanticismos o falsos sentimientos parecidos a eso que se llama «AMOR», pero que nada tienen que ver con el verdadero amor, y todas esas memorias del deseo han regresado del pasado para repetir dentro de la rueda de la vida sus ansiedades, su sed de sensaciones y satisfacciones, alejándonos aún más del Ser de nuestro Ser.

EL AMOR Y EL DESEO:

EL Amor y el Deseo como estímulos naturales simbolizan la virtud humana de poseer los elementos que dan el propio deleite. El principio de la ciencia natural.

La lámina central nos muestra a una pareja: ella en la posición jeroglífica «QA», o «HAA», «crecer», «regocijarse»; y él en la posición jeroglífica «A», «llamar», «invocar».

LA DIOSA SEKHMET:

El Arcano Nº 73 tiene al Sol como relación astrológica y a la DIOSA LEONINA Sekhmet de los Misterios Egipcios en sus implicaciones espirituales, todo como señal indicativa de que el AMOR y el DESEO nos llevan, cada uno, a utilizar el fuego solar o fuego de la Kundalini de dos maneras distintas: el AMOR para la transmutación y el DESEO para la fornicación.

Sheket o Sekmet es una divinidad guerrera, una señora de poder y de fuerza-amor, sin la cual no podemos eliminar el «Yo-deseo» y sus causas.

ARA LA SERPIENTE DIOSA Y LA FLOR DE LOTO: Producción, crecimiento, realización.

LETRA HEBREA KHAPH: Quiere decir “Mortero, Copa, Matriz”. El vocablo significa “Energía Creadora, Fuerza Operante”. Despierta aptitud para persuadir. (Estudiada en el Arcano 11, 29 y 51).

Fonograma egipcio: Como letra es la “C” y la “K”. Cuando es sin asa la vasija es el signo NEB, que quiere decir, “Señor, Todo, Razón”. Su símbolo una vasija, el Recipiente Alquimista, el Crisol de Fundición, el Mortero de Trituración del Laboratorium Alchimicum. (Estudiado en el Arcano 11, 29 y 51).

EL SÍMBOLO ALQUIMISTA: Como símbolo alquimista es la calcinación hasta volver cenizas; en la Escritura Pasaje del Rio aparece representando a la misma letra hebrea Khaph.

LETRA P: Se relaciona con el número 19 y el planeta Sol. Está simbolizada por una rueda, atributo de mudanza. Como letra predominante comunica al nombre triple poder creador: creación por la emoción, por la idea y por la mano de obra.

PLANETA REGENTE:

Sol: El cual representa la Luz del Logos y al Logos mismo, por eso los antiguos decían, “Nuestro Señor el Cristo-Sol”.

La Energía Solar es Luz Astral. Su esencia es el poder Cristónico encerrado en el polen fecundante de la flor, en el corazón del fruto del árbol, en las glándulas de secreción interna del animal y el hombre. En el hombre su principal asiento está en el coxis.

La Luz del Sol es una Substancia Cristónica que hace crecer la planta y brotar la semilla. Dentro de la prieta dureza del grano queda encerrada esa Substancia del Logos Solar, que le permite a la planta reproducirse incesantemente con la vida gloriosa, pujante y activa.

La Energía desprendida del Fuego Solar está fijada en el Corazón de la Tierra y ella es el núcleo vibrante de las células en todo ser viviente.

Ella es la Luz Astral, el Azoe y la Magnesia de los Antiguos Alquimistas. La Luz Astral compenetra toda la atmósfera y es la causa de maravillosos poderes en el hombre y el Fuego Sagrado de toda vida.

Con ayuda del 2º Logos este mundo tiene Conciencia, por lo que así nosotros también podremos despertar y tener Conciencia.

Michael o Miguel es el rey del Sol, y en alquimia Miguel es el azufre, quien trabaja conjuntamente con Gabriel (regente de la Luna y que representa al Mercurio). Estos dos agentes, así representados, producen nuestra transformación total y la recuperación de los poderes luminosos.

CUALIDAD o VIRTUD: Amor, voluntad, humildad, la belleza, la castidad

EL DEFECTO: El deseo, el odio, el orgullo, la concupiscencia.

PRUEBA INICIÁTICA:

vencer el demonio del deseo, de la mente y de la mala voluntad.

Con infinita sabiduría, el Theomegalogos teje y desteje su propio Telar. La Naturaleza entera es el Telar de Dios.

AXIOMA TRASCENDENTE:

“Lanzadera de mi telar, teje la tela que ha de abrigar”.

La «Lanzadera del Telar» es la fuerza fohática y sexual que deviene del Logos; el «Telar» es la gran obra y la «Tela» los Cuerpos Existenciales Superiores del Ser y las Vestiduras de Gloria.

Con el trabajo del alquimista la divina madre Kundalini teje su propio telar para que el adepto tenga sus vestidos solares. La naturaleza entera es el telar de Dios donde se teje y desteje la creación. Nosotros, día con día tejemos nuestro propio destino de acuerdo sean nuestras acciones y reacciones y de acuerdo a como éstas sean, formamos las leyes de Recurrencia

Día con día tejemos nuestro propio destino; conforme son las acciones y reacciones de cada momento, así formamos las recurrencias, tanto positivas como negativas, con sus benéficas o graves consecuencias. Las diversas circunstancias recurrentes de la vida pueden servirnos para despertar consciencia o ascender o bien para repetir los mismos errores del pasado y hundirnos más en la inconsciencia.

ELEMENTO DE PREDICCIÓN:

Promete: ilusiones, pasión ardiente; atractivos, ambiciones, esperanzas en algo que depende de la voluntad de personas del sexo opuesto. Bienes inesperados, y peligro de perderlos por la interferencia de falsos amigos.

“Con el fuego terrible del Amor podemos transformarnos en dioses para penetrar llenos de majestad en el anfiteatro de la Ciencia Cósmica”. Samael Aun Weor.

Cesar Owen. España (artículo adaptado).

Descargar en: Word | Word Comprimido | Pdf | Solo Texto | Índice | 01 | 02 | 03 | 04 | 05 | 06 | 07 | 08 | 09 | 10 |
Suscribirme