Gnosis Instituto Cultural Quetzalcóatl

Gnosis ICQ en: English | Francais:

El Símbolo de la Cruz

Lápida de la tumba del Dios Pacal. Palenque Chiapas.

La Cruz es el jeroglífico antiguo, alquímico, del crisol (creuset), al que antes se llamaba en francés cruzol, crucible, croiset. En latín, crucibulum, crisol, tenía por raíz, crux, crucis, cruz. Es en el crisol donde la materia prima de la Gran Obra sufre con infinita paciencia la Pasión del Señor.

La cruz, signo universal de redención, monograma de Jesús el Cristo, emblema de las llaves de San Pedro, base del calvario de San Andrés…, es el símbolo de la victoria de los Iniciados. La Intersección del madero horizontal con el palo vertical ha sido representada desde los antiguos tiempos por los sabios de México, Perú, Egipto, Grecia, India, Tíbet, Fenicia, Persia, Caldea, Troya, Cartago, etc…

El templo de la cruz foliada en Palenque, Chiapas, es extraordinario, así como el árbol de la vida que sobresale de la cruz hallada en la tumba del Dios Pacal. El símbolo de bandas cruzadas que aparece repetidamente en el códice maya de Dresde, es también una representación de la cruz. En Egipto, la cruz Tao o ansada simboliza también al signo del planeta Venus. Jesús, el gran Kabir instruye a la humanidad diciendo: “Quien quiera venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame”. Negarse a sí mismo es comprender y disolver de la psiquis a los agregados egóicos que la someten. Tomar la cruz es comprender y vivir sus misterios y seguir al Cristo equivale al sacrificio por la humanidad.

La cruz tiene el poder de crear, pues es la intersección de dos fuerzas: la positiva y la negativa, como en los polos de la electricidad, que deben unirse para dar luz; o como el hombre y la mujer, para procrear. Se cruzan las especies animales, se cruzan los átomos para formar moléculas como la de la sal, para perpetuar la vida. El matrimonio perfecto es la unión de dos seres: uno que ama más y otro que ama mejor. El amor es la mejor religión asequible.

Quienes odian el amor, odian el matrimonio perfecto y atentan contra la cruz y contra las letras que la coronan: INRI, Ignis, Natura, Renovatur, Integram, “El fuego renueva incesantemente la naturaleza”. El significado de la cruz marca la diferencia entre lo que se puede llamar bueno y lo malo, entre la luz y las tinieblas, entre el Cristo y Satán. El yo, el mí mismo, adora a Satán, que reencarna incesantemente para satisfacer sus deseos y pasiones, formando una cruz invertida que se dirige hacia las regiones inferiores del mundo, mientras que el Cristo renueva la naturaleza divina en el ser humano y por ello señala hacia el cielo.

Los alquimistas de la edad media concebían la cruz como la fusión del azufre (fuego), el azoe o mercurio (aire), el hombre (agua) y el toro (tierra). Los cuatro elementos de la naturaleza unidos para crear y establecer el orden. Así el ser humano debe trabajar ordenando a los cuatro elementos en su interior: el fuego de las emociones con equilibrio, el aire de los pensamientos con la mente en silencio, el agua de la energía creadora con la veneración y la tierra con la voluntad.

La energía eléctrica, creada con la intersección de los dos polos, forma una cruz en movimiento, que es el símbolo de la cruz Swástica y representa el movimiento continuo, tal como la cruz que se detalla en el símbolo de Nahui Ollín, al centro de la Piedra del Sol de los mexicas. El movimiento continuo indica que la electricidad se renueva constantemente.

Quetzalcóatl, el Cristo mexicano camina con su cruz para indicar el movimiento continuo, el Cristo es el fuego del fuego, la llama de la llama, es la vida que palpita en el universo, Cristo siempre ha sido, es y será. Él se sacrifica en la cruz para salvar a la humanidad. Él lava los pecados del mundo a través del fuego. El fuego habita en el aire, en el agua y en la tierra. El aire es combustible por el oxígeno, el agua se crea con hidrógeno, oxígeno y fuego y la tierra contiene también al fuego.

Comprender los misterios de la cruz implica adentrarse en la sabiduría oculta a través de los símbolos universales. Junto con el glifo de las bandas cruzadas del códice de Dresde se hallan también dos símbolos más que son conocidos como Kazal y Kazil, siendo kaz el equivalente a la energía creadora del ser humano, kazal en el hombre y kazil en la mujer. En dicho manuscrito está escrito, en clave, el misterio de la cruz, la energía creadora del ser humano, bipolarizada en el hombre y en la mujer, tiene un propósito espiritual, divino, más allá de la simple reproducción de la especie.

Cuando el adepto comprende que en la cruz se halla el principio de la creación, descubre que puede crear en sí mismo fuerzas de tipo superior, vehículos trascendentales que pueden viajar en otras dimensiones y así cómo es posible el nacimiento de un ser humano, también es factible el nacimiento del Cristo, quien, una vez que adviene al mundo terrenal, debe hacerse cargo de los cinco centros de la máquina humana, de los procesos mentales, emocionales, motores, instintivos y sexuales.

La Visión de la Cruz. Ayudantes de Rafael, "con este signo vencerás"

En la visión del emperador romano Constantino, aparece el signo de la cruz, que añadió a un lábaro o estandarte sobre el cual pintó las palabras: “In hoc signo vinces  (con este signo vencerás). Son imprescindibles en la cruz, los tres clavos, representación de las purificaciones por el fuego que realizó Jesús el Cristo y Quetzalcóatl para resucitar, venciendo así a la misma muerte.

Enviado por Susana M. Rodríguez Licea. Comisión de Eventos I.C.Q.

Imagen: 1. Lápida de la tumba del Dios Pacal. Palenque Chiapas. 2. La Visión de la Cruz. Ayudantes de Rafael, "con este signo vencerás".

Descargar en: Word | Word Comprimido | Pdf | Solo Texto | Índice | 01 | 02 | 03 | 04 | 05 | 06 | 07 | 08 | 09 | 10 |
Suscribirme