Las Iniciaciones Egipcias

Esfinge del Museo Egipcio, El Cairo. Foto: Rubén Santamaría.

Esfinge del Museo Egipcio, El Cairo. Foto: Rubén Santamaría.

Estimados lectores, nuestro tema son: Las Iniciaciones egipcias. Entiéndase por iniciación un regalo de la divinidad a toda aquella alma de la persona que ha trabajado intensamente sobre sí misma, eliminando todos los agregados de tipos psicológicos que lleva dentro.

El maestro Samael en una de sus vidas pasadas estuvo en la tierra sagrada de los faraones y nos narra la plática que tuviera con varios sacerdotes egipcios y Solón.

Inicia con una alabanza a la madre diosa Atenea – Neith, diosa de la guerra, (es decir la guerra contra nosotros mismos). Divinidad funeraria, (ella es la que tiene el poder para eliminar todos los yoes) creadora de dioses y hombres. (Ella convierte al animal intelectual en hombre verdadero.

Comenta sobre el trágico hundimiento de la Atlántida, los pueblos que sobrevivieron como Grecia, el país de Egipto, que fue muy bendecido conservando las tradiciones más antiguas, los templos, pirámides, códices, esculturas, tumbas y nichos perpetuando así la enseñanza y sabiduría antigua. Sin embargo, los habitantes egipcios a través del tiempo fueron perdiendo la Sabiduría y se fueron degenerando poco a poco.

El maestro narra cómo fue que superó las cuatro pruebas de los elementos que enfrentan todos aquellos que anhelan la iniciación.

En la prueba del fuego tuvo que atravesar un salón con vigas encendidas al rojo vivo, era muy estrecho el paso entre aquellos hierros ardientes, apenas si había espacio para apoyar los pies. Y pasó la prueba.

En la prueba del aire estuvo colgado en un tenebroso precipicio y pasó la prueba.

En la prueba del agua, fue arrojado al agua llena de cocodrilos, logrando salir victorioso a través de peticiones a los Devas elementales y haber trabajado previamente enfrentando situaciones difíciles en la vida con comprensión y entereza.

En la prueba de la tierra, dos moles de roca se cerraban ante él amenazando triturarlo, no se identificó con ellas y salió victorioso

Así fue como retornó al camino de la Revolución de la Conciencia después de haber sufrido lo indecible.

El maestro Samael fue recibido en el Colegio Iniciático, vistiéndolo con la túnica de lino blanco de los sacerdotes de Isis y en el pecho se le colocó la cruz Tao egipcia.

En el Colegio de iniciados, el maestro continúo sus estudios porque la Sabiduría es infinita. La iniciación no es de uno, la iniciación es del Ser.

El trabajo interior no es fácil. Es un trabajo muy difícil. Tenemos que acabar con los defectos psicológicos para llegar a la Iniciación, así como llevar a cabo el sacrificio de la humanidad y el nacimiento de una nueva persona.

Representación de Keops. Hotel Real Plaza, S.L.P. Foto: Jenaro y Lupita.

Representación de Keops. Hotel Real Plaza, S.L.P. Foto: Jenaro y Lupita.

El maestro termina su relato con la siguiente oración:

“¡Salve, oh Ra! Semejante a Tum” (El Padre), te levantas por encima del horizonte; y semejante a Horus, (El Intimo), culminas el cielo”.

“Tu hermosura regocija mis ojos y tus rayos (solares) iluminan mi cuerpo en la tierra”.

“Cuando navegas en tu barca Celeste, (El astro Rey), la paz se extiende por los vastos cielos”.

“He aquí que el viento hincha las velas y alegra tu corazón; con marcha rápida atraviesas el cielo”.

“Tus enemigos son derribados y la paz reina en torno tuyo. Los genios planetarios recorriendo sus órbitas cantan tu gloria”.

“Y cuando desciendes en el horizonte detrás de las montañas del oeste, los genios de las estrellas fijas se prosternan ante ti y te adoran”, (porque tú eres el Logos Solar)

“Grande es tu hermosura al alba y por la tarde, ¡Oh! Tú, Señor de la vida y del orden de los mundos”.

“¡Gloria a ti, oh Ra, cuando te levantas en el horizonte y cuando por la tarde, semejante a Tum (EL Padre), te acuestas!”.

“¡Pues en verdad tus rayos (solares)” son hermosos cuando desde lo alto de la bóveda, celeste te muestras en todo tu esplendor!”.

“Allí es donde habita Nut (La Madre Divina Kundalini), que te trajo al mundo”.

“He aquí que eres coronado Rey de los Dioses”. “La diosa del océano celeste Nut, tu Madre, se prosterna en adoración ante ti”.

“El orden, el equilibrio de los mundos de ti emana”.- “Desde la mañana, cuando partes, hasta la tarde, a la llegada, a grandes zancadas; recorres el cielo”. (Eres el Cristo-Sol)

“Tú corazón se alegra y el lago celeste queda pacificado... Derribado es el demonio” (El Ego, el Yo pluralizado) Sus miembros son cortados, sus vértebras seccionadas. (Así sucede cuando lo disolvemos)

“Vientos propicios empujan tu barca hasta el puerto”. “Las divinidades de las cuatro regiones del espacio te adoran, ¡oh tu sustancia divina de la que proceden todas las formas y todos los seres!”.

“He aquí que acabas de pronunciar una palabra y la tierra silenciosa te escucha.”

“Tú divinidad única, (Cristo Solar) Tú reinabas ya en el cielo en una época en que la tierra con sus montañas no existía aún.”

“¡Tú el rápido! ¡Tú, el Señor! ¡Tú, el Único! ¡Tú, el Creador de cuanto existe!”.

“¡Al alba de los tiempos Tú modelaste la lengua de las jerarquías divinas! (Él pone la palabra en la laringe de los dioses)

“Tú arrancaste los seres del primer océano (el caos) y los salvaste en una isla del lago de Horus (El Intimo)”.

“¡Pueda yo respirar el aire de las ventanas de tu nariz y el viento del norte que envía Nut (la Madre Divina), tú Madre!”.

“¡Oh Ra! ¡Dígnate santificar mi espíritu! ¡Oh Osiris!, Devuelve a mi alma su naturaleza divina. ¡Gloria a ti, ¡OH Señor de los dioses! Sea alabado tu nombre”.

“¡Oh creador de obras admirables!, Aclara con tus rayos mi cuerpo que reposa en la tierra, para toda la eternidad”.

Libro: Mi Regreso al Tíbet. Capítulo 12 Los Misterios Egipcios

Enviado por: Vicente Sáens Flores. Auxiliar de Internet. Chihuahua.

Descargar en: Word | Word Comprimido | Pdf | Solo Texto | Índice | 01 | 02 | 03 | 04 | 05 | 06 | 07 | 08 | 09 | 10 | 11 | 12 | 13 |
Suscribirme