Momias Egipcias

Arcano 20. La resurrección.

“Un sopor de eternidad pesa sobre los antiquísimos misterios de la esfinge del desierto y las almas del Amenti anhelan una nueva manifestación neptuniano amentina”.

Las momias de Egipto han sido un enigma desde tiempos antiguos y también objeto de estudios, teorías y hasta profanación. Afortunadamente el Maestro Samael ha rasgado los misterios y nos ha develado su significado profundo, interior, aquél que se relaciona con el despertar y la revolución de la conciencia.

Los egipcios consideran cuatro cuerpos del alma, con existencia en diversas dimensiones: Al físico, le llamaban “la momia”, y es perceptible en el mundo tridimensional y los cuerpos suprasensibles eran conocidos como: Ka o cuerpo astral (el cuerpo de los sueños), Ba o cuerpo mental y Ku o cuerpo causal (mundo de las causas). (Weor, Los cuatro kayas o cuerpos de perfección).

Afirmaban que estos cuerpos son lunares porque el ego los usa para manifestarse, los yoes o demonios rojos de Seth viven en ellos, riñen entre sí y originan todo tipo de contradicciones psicológicas, por ello, los egipcios insisten en eliminar a esos demonios psicológicos a través de la observación y comprensión para renacer internamente o resucitar.

En el arcano 20 egipcio se representa, cómo el ser humano debe morir en sí mismo para liberar su alma (gavilán con cabeza humana) y lograr la iluminación interior. A esto se le llama la resurrección espiritual. También se hablaba de la resurrección física, tal como se cita en la Biblia y de la que han hablado grandes maestros e iniciados como Jesús el cristo, Cagliostro, Paracelso, Hermes Trismegisto, Nicolás Flamel, Quetzalcóatl, San Germain, Babají, etc. Los egipcios eran especialistas en el proceso de momificación; ellos sabían que hay dos clases de momias: las momias vivas y las momias muertas, que corresponden a los cuerpos conservados por los procesos de momificación y a los que se hallan en estado de “catalepsia” respectivamente.

“Había un secreto muy especial sobre la momificación, le tenían que sacar el cerebro, vísceras y corazón y éstos se conservaban en vasos sagrados y en el lugar donde quedaba el hueco del corazón le ponían el símbolo de la Vaca Sagrada de Oro y los Atributos de Hathor. Los cuerpos se conservaban gracias a que los egipcios mantenían el Cuerpo Etérico. Utilizaban vendajes muy sabios sobre los Chacras, en las palmas de las manos, en la curvatura de los pies. La miel de abejas ayuda a conservar la momia; y sobre ésta se ponían Genios Elementales a cuidar la momia y los mismos eran puestos bajo la protección del Genio de la Tierra Keb”. (WEOR, TAROT Y CÁBALA).

Representación de un ataúd egipcio. Hotel Real Plaza, S.L.P. Foto: Jenaro Reyes y Lupita Rodríguez.

Representación de un ataúd egipcio. Hotel Real Plaza, S.L.P. Foto: Jenaro Reyes y Lupita Rodríguez.

Ejemplos de momias muertas son las de Guanajuato, México, cuerpos conservados por la acción de la cal o bien a los muchos antibióticos que ingirieron cuando estaban con vida. Algunas fueron encontradas boca a abajo; otras, en actitud de levantar la tapa del ataúd, etc. “Eso nos invita a pensar que muchas veces a la gente la entierran viva, y eso es doloroso en un ciento por ciento...” (Weor, Los misterios de la vida y de la muerte). Sin embargo, los egipcios van más allá, utilizaban vasos de alabastro para depositar las vísceras de los difuntos que momificaban, como diciendo: “Mediante el vaso hermético aguardamos que retornes, que regreses, que reencarnes más tarde. Te esperamos” (WEOR, MISTERIOS MAYAS) y el vaso tiene un significado muy especial, que es la representación del vientre femenino donde se gesta la creación, la copa de Salomón, el vaso de Hermes, el Santo Grial etc.

Las momias vivas eran mantenidas mediante un proceso similar al de la Catalepsia, sin alimento alguno, pero con todas sus facultades naturales en suspenso, así como los sapos, que durante el invierno permanecen sepultados entre el lodo, yacen cadavéricos sin alimento alguno, pero en primavera vuelven a la vida. Se parece a la hibernación, pero la catalepsia egipcia va mucho más allá porque está combinada con la magia y la química oculta y utilizaban las cualidades de los cuatro cuerpos. La momia o cuerpo físico, tiene su sección superior, el cuerpo vital, (que el ego destruye con sus impactos bestiales, con sus lujurias, rencores, etc.), cuando el cuerpo vital se altera, también lo hace el cuerpo físico y devienen entonces algunas enfermedades que acortan la vida. Es como si el ego inyectara veneno en el cuerpo físico poco a poco. Al eliminar el ego ya no puede afectar al cuerpo, aunque la personalidad sí, por ello también enseñaron los egipcios a desintegrarla; para que así el Ser sin interferencias pudiera establecer una armonía total.

La existencia de las momias magnifica las maravillas, desconocidas aún por la ciencia, que el cuerpo humano posee en combinación con los demás cuerpos internos y sirven de vehículos a las almas de Iniciados que buscan ayudar a la humanidad por amor; ese es el caso del mismo Maestro Samael, quien citó que él, en sus pasados retornos o encarnaciones, había creado una momia durante la dinastía de Kefrén, con el propósito de ayudar a la humanidad. En el lado occidental del Nilo existieron en aquellos tiempos, largos pasadizos profundos que llegaban hasta el desierto de Libia. En tales criptas, se cultivaron los secretos relacionados con el “Kuklos Anankes”, el ciclo inevitable, el círculo de la necesidad.

Las momias, eran creadas para trascender el círculo de la necesidad y no tener que esperar a que la naturaleza le provea de un cuerpo y crezca y desarrolle sus facultades, para ayudar a la humanidad. El maestro Samael explica cómo los cuerpos son muy importantes para este proceso de momificación. El cuerpo vital mantiene viva a la momia, (cuerpo físico preparado) y solamente por orden del Ser, el alma, puede ocupar ese cuerpo o momia para trasladarse en este mundo de las tres dimensiones. El Ser o espíritu “conoce la región de los canales y de las corrientes, el húmedo lugar, la antesala de esta región química en que vivimos. Él sabe abrir la puerta de KEB que da acceso a la región del aire. Él tiene poder para llamar a los seres mágicos con cuyo auxilio puede penetrar en la región de los cinco sentidos para hacerse visible y tangible ante alguien”. Después de esos experimentos, mencionan los egipcios, el espíritu puede hacer regresar la momia a su sarcófago y esto se conoce como la reencarnación en YAO. (WEOR, 1970).

Isis, Anubis y Toth resucitando a Osiris  en obra de teatro del Congreso 2021

Isis, Anubis y Toth resucitando a Osiris  en obra de teatro del Congreso 2021

Las momias tienen un regente y protector, llamado KEB, quien mantiene en secreto los misterios a través del uso de la cuarta dimensión. Las pirámides y templos egipcios tienen su contraparte en el mundo vital o cuarta dimensión del Cosmos y de la naturaleza. Desafortunadamente han habido profanaciones tanto de momias vivas como muertas (WEOR, RESPUESTAS QUE DIO UN LAMA). En Colombia también existen leyendas sobre momias, en el Departamento de Bolívar, cerca al pueblo de San Andrés, son visitadas por peregrinos desde tierras lejanas en busca de salud. En cuanto a los tibetanos, los monjes llevaron sus momias a los cráteres de los volcanes donde se encuentran las lamaserías. (WEOR, REVOLUCIÓN DE LA DIALÉCTICA)

En la tierra de los faraones, todavía existen momias, cuerpos vivos de Maestros que datan de edades de 3.000, 4.000, 5.000 y hasta 10.000 años antes de Cristo. Se les colocaba un huevo sobre la cabeza para representar los poderes de la creación. La creación surge del huevo, así como del óvulo materno, el cual contiene poderes formidables (Weor, En el principio era el verbo) y no podía faltar, en estos misterios el elemento femenino, la mujer representa el eterno amor, Jamás faltó la mujer en las pirámides de Egipto; ella fue la Vestal que inicio a los grandes Maestros. La mujer, convertida en Cleopatra, enseñaba a las multitudes. Las cleopatras de la Isla Elefantina, en el Nilo, hacían resonar su verbo ante el fuego para enseñar a las gentes. Es claro que existen momias de mujeres, como la que fue llevada en el Titanic, que se hundió en el fondo del océano con gran dolor. Los arqueólogos cometieron profanación cuando descubrieron momias como la de Tutankamón, menciona el maestro Samael que los 22 investigadores murieron

“Y que sepan los modernos que los antiguos eran más sabios! Y que inútilmente intentarán burlarse de las amenazas hechas, pues, por los sabios de la antigüedad y escritas en los muros invictos de esas Sepulturas Sagradas. En todo caso, abrir tales sepulturas es un peligro, verdaderamente”. “Empero las momias “vivas” no serán encontradas tan fácilmente. Están debidamente protegidas por métodos secretos que nosotros jamás divulgaremos. Los arqueólogos modernos podrán encontrar momias “muertas”, pero las “vivas” están guardadas en algunos lugares para bien de la humanidad”. (Weor, Entrevistas en televisión)

Probablemente la enseñanza más trascendental en el tema de las momias es la del tercer factor de la revolución de la conciencia: el sacrificio por la humanidad, porque los grandes maestros que habitaron la tierra de los faraones, se aseguraron de dejar la enseñanza para la liberación del ser humano no solamente en las pirámides, criptas, papiros…, sino que además momificaron los cuerpos de sabios iniciados para que más adelante, en épocas de gran necesidad espiritual, pudieran ayudar a las almas que tienen inquietudes y anhelos de tipo superior. La momificación no era para cualquier persona, solamente fue realizada a quienes trabajaron con los tres factores de la revolución de la conciencia, seres que murieron en sí mismos, psicológicamente desintegraron el egoísmo, el rencor, la avaricia…, seres que respetaron y veneraron a la sexualidad y que se propusieron dar su vida por el bien de la humanidad. Es claro que en todo este proceso está presente el auxilio de la divinidad, manifiesta en sus aspectos masculino y femenino.

Referencias:

WEOR, S. A. (1950). MATRIMONIO PERFECTO. MÉXICO: ICQ.

WEOR, S. A. (1952). TRATADO ESOTÉRICO DE MEDICINA OCULTA. MÉXICO: ICQ.

WEOR, S. A. (1970). MI REGRESO AL TÍBET. MÉXICO: ICQ.

WEOR, S. A. (1978). TRATADO ESOTÉRICO DE MEDICINA OCULTA. MÉXICO: ICQ.

Weor, S. A. (s.f.). En el principio era el verbo. México: ICQ.

Weor, S. A. (s.f.). Entrevistas en televisión. México: ICQ.

Weor, S. A. (s.f.). La fiesta de los muertos. México: ICQ.

Weor, S. A. (s.f.). La liberación espiritual de la mujer. México: ICQ.

Weor, S. A. (s.f.). Los cuatro kayas o cuerpos de perfección. México: ICQ.

Weor, S. A. (s.f.). Los misterios de la vida y de la muerte. México: ICQ.

WEOR, S. A. (s.f.). MISTERIOS MAYAS. MÉXICO: ICQ.

Weor, S. A. (s.f.). Preguntas de las damas gnósticas. México: ICQ.

Weor, S. A. (s.f.). Preguntas sobre el proceso del maestro. México: ICQ.

WEOR, S. A. (s.f.). RESPUESTAS QUE DIO UN LAMA. MÉXICO: ICQ.

WEOR, S. A. (s.f.). REVOLUCIÓN DE LA DIALÉCTICA. MÉXICO: ICQ.

WEOR, S. A. (s.f.). TAROT Y CÁBALA. MÉXICO: ICQ.

Enviado por: Instructora Susy Rodríguez Licea.

Descargar en: Word | Word Comprimido | Pdf | Solo Texto | Índice | 01 | 02 | 03 | 04 | 05 | 06 | 07 | 08 | 09 | 10 | 11 | 12 | 13 |
Suscribirme